Iluminación eficiente

  • Share on Tumblr

Esta semana hemos podido leer en los periódicos que el Ayuntamiento de Vitoria quiere reducir el gasto en el alumbrado público mediante la colocación de unos reguladores de flujo luminoso. Los reguladores de flujo luminoso permiten obtener una reducción del consumo de energía y contaminación luminosa, adecuando el nivel de iluminación al tránsito de personas y vehículos. Con esta medida el Ayuntamiento tiene intención de ahorrar unos 5,5 millones en los próximos seis años.

Y es que es realmente posible ahorrar con “pequeños” gestos en lo que a iluminación se refiere. La iluminación, tanto de espacios públicos como en los hogares, juega un rol fundamental en la eficiencia energética ya que representa un importante consumo de energía eléctrica, y como en el caso del Ayuntamiento de Vitoria, es posible con el simple hecho de instalar un regulador, reducir ese consumo de energía, y por lo tanto, de dinero.

SONY DSC

Pero no sólo estamos hablando de ahorrar dinero, aunque en estos tiempos tal vez pueda ser lo que más nos interese, también hablamos de “ahorrar” en emisiones de CO2. Porque una iluminación más eficiente consiste no sólo en una iluminación más barata, si no de mejor calidad, y más limpia. Cuando encendemos una lámpara, sólo una parte de la energía eléctrica que consume se convierte en luz emitida, el resto se convierte en calor y otras radiaciones no visibles. Una lámpara eficaz desperdiciará menos energía, ya que la mayor parte de la energía que recibe la transforma en radiaciones visibles o luz. Por esto es tan importando usar lámparas de alta eficiencia, como pueden ser lámparas LED o de bajo consumo, ya que no sólo estaremos ahorrando en la factura de la luz, si no que ayudaremos a nuestro planeta.

 

Un saludo de parte de la nueva incorporación de Acert Energético :)

Itziar

Deja un comentario